un día diferente

El pasado 2 de junio realizamos una salida para disfrutar de una comida (que se alargó con una distendida sobremesa hasta las siete de la tarde) en El Nou Vaixell, un restaurante/sala de espectáculos de Castelldefels.
A no ser por un pequeño susto en el autocar (que pronto se olvidó porque no dejó de ser eso, un pequeño susto), todo salió a pedir de boca.

Aquí vemos a los juergistas poco antes de subir al autocar.
En primer plano, una desafiante Elisa acompañada por Roser. La siguen Pepa con Jenny, Félix con Conchi, Basi con su hija y, al fondo, Rosa, Paquita y María del Pozo, con Marc.

Un plano general del restaurante, todos sentados y a salvo.
Rosa y Catalina parecen aplaudir tímidamente.

Otra zona del salón comedor, con el personal ya impaciente.

Parece que empieza el espectáculo.

A Marc, ser el más joven de la mesa le supuso captar la atención de algunos/as artistas.

Juan prestó su hombro durante un rato para facilitar la tarea.

Ya con las manos en la masa.

Un personaje de la función conversa con Concha y Josefa.
Como son unas bellísimas personas, le escuchan y sonríen. Otros no sé qué hubiéramos hecho ante semejante aparición.

Viendo la cara de Félix, ¿todavía alguien tiene dudas de si nuestros abuelos se lo pasaron bien?

María Rosillo se asoma por detrás, como queriendo corroborar que aquello estaba siendo divertido.

En primer plano, un atento y pensativo Juan.


Boquiabierta, según el diccionario de la Real Academia significa: 1. con la boca abierta / 2. embobado o pasmado mirando algo.
Y así es como sorprendimos a Pura.


Y, para acabar, algunas imágenes del espectáculo.

¡Repetiremos!



sant joan anticipado

Después de un (demasiado) largo paréntesis, volvemos a retomar el blog.
Y actualizamos con unas fotos de ayer mismo, martes por la tarde, cuando celebramos nuestra particular verbena de Sant Joan.
Hubo zumos, cava, coca y el grupo “La Rondalla”, de L’Hospitalet, amenizando la soleada tarde en la que nos obsequiaron con canciones de todas las regiones de España y otros ritmos del mundo, desde México a Italia.
Aprovechamos el buen tiempo que nos acompañó para disfrutar de la verbena como es debido: al aire libre.
Algunos tenían frío, otros calor.
En fin, la vida.
Aquí os dejamos con algunas de las fotos del evento.
La música cura muchos males.
Aunque sólo sea durante unas horas.