Psicomotricidad cada día


Cada día por la mañana, después del desayuno, nuestros abueletes hacen un poquito de gimnasia adaptada a sus posibilidades. Esto, que los técnicos llaman psicomotricidad, consiste en que se mueva un poco el cuerpo, que mantengan el conocimiento de su cuerpo, que repitan con la animadora las acciones que van a realizar: arriba, abajo, oreja derecha, pie izquierdo… uno, dos, tres…
No son tonterías, son actividades muy básicas que sirven para que ellos estén activos (dentro de las posibilidades de cada uno, claro).

Una cosa es muy cierta y tenemos evidencias de ello: Si a un anciano, le dejas en una silla, sentado, sin hacerle caso, sin estimularle hablándole, provocándole, enfadándole, haciéndole reir… se le olvidará caminar, se le olvidará hablar, dejará de reir…
La psicomotricidad regular, cada día, junto a una actitud activa de todas las auxiliares frente a los abuelos, logrará mantener, si no mejorar, el estado general del anciano. Y esto es una de nuestras responsabilidades como centros dedicados al cuidado y atención de las personas mayores.
Así pensamos en Tres Magnolias y así lo queremos aplicar.

Después de este “rollito” vamos a ver a nuestros “artistas” en plena acción: uno, dos, tres, arriba, abajo….
Josefa parece que está rezando; pero no. Está haciendo el ejercicio de manos juntas para adelante y para atrás. Irene controlando que todo el mundo haga bien los ejercicios. No se le escapa ni una.

¡Uffff! ¡Madre mía, esto no hay quien lo resista! Parece exclamar Catalina mientras intenta poner las manos juntas encima de la cabeza. Ya veremos si somos capaces de hacerlo como ellas cuando tengamos su edad. Andrea, a su lado sube las manos bien arriba.


María del Pozo sigue los ejercicios con rigor. ¡Venga esa pierna arriba!

Ahora flexiones hacia adelante. ¡Como si estuviera “chupao”! ¡Anda prueba tú y tócate la punta de los pies con las manos como están haciendo Valentina y las Carmenes (Martínez y Hernández), anda!

Dolores, entre Rosa e Isabel, parece estar pensando… Pero ¿qué tonterías están haciendo? ¡Ya no tienen edad para hacer esas cosas! ¡Parecen criaturas!

María Vinyals, a la izquierda de la foto, no se pierde ni uno solo de los ejercicios de psicomotricidad. Las Olimpíadas están aquí mismo.

El esfuerzo ha sido agotador. Esto no hay quien lo aguante. María se rinde, ¡Ya no puedo más! ha dicho segundos antes de caer rendida en el sofá.

Mientras María Vinyals continúa sin caerle una gota de sudor, Concha León y Carmen Mampel caen exhaustas después de un esfuerzo inhumano.

Otras se han “escaqueado” de la clase. “Aquí hemos estado tranquilitas ¿Verdad Neme?” dice Concha Burón a su amiga del alma.

Otra que se libró de la clase de este sábado, ha sido María Andrés a quien recogió su hijo Camilo. Se despidió de una forma muy provocadora. Es su estilo.

2 comentarios en “Psicomotricidad cada día

  1. Anonymous dijo:

    Debido a problemas de sobresaturación de trabajo del que, normalmente, escribe los diferentes artículos en el blog, no ha sido posible mantener al día la comunicación de todas las actividades que efectúan nuestros abueletes.En breve informaremos de todo lo que han hecho durante este mes de marzo, que ha sido mucho y bien hecho.DisculpasAntonio Cruz

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s